¿Cómo hacer un piso de hormigón de alta resistencia?

El hormigón es el material más conocido en la construcción en todo el mundo. Al tener tanta notoriedad, ha sido indispensable el desarrollo de este a lo largo de los años, y cada vez más se pueden apreciar innovaciones sobre versiones distintas que se adaptan a proyectos y necesidades específicas.

Un claro ejemplo, es el hormigón de alta resistencia que en líneas generales se sabe que contienen propiedades mecánicas que añaden una mayor resistencia contra agresores de tipo químicos y de otro tipo, a diferencia del concreto tradicional.

Pero, ¿Cómo se hacen los pisos de hormigón de alta resistencia? Esto puede no estar tan claro, es por ello que el siguiente escrito presentará una descripción de los elementos necesario para crear este tipo de material tan importante en la construcción.

¿­­­­Qué son hormigones de alta resistencia?

Para esclarecer un poco más le definición de este material se puede agregar que, se llama  hormigón de alta resistencia a los que en su elaboración supera los 50N/mm2 a los 28 días, o en  medida en probeta cilíndrica unos 15×30 cm. Y es esta la razón de su resistencia en ambientes con peligros químico y patologías típicas de la materia, ya que poseen antibacterianos que no permiten el desarrollo de microorganismos en su superficie.

¿Cómo se consigue un piso de hormigón de alta resistencia?

Con cemento y áridos

La elección del cemento y los áridos para la mezcla deben tener gran resistencia. En el caso del primero; los más usados suelen emplear ser: CEM I 42,5N y CEM I 52,5N, y en algunos casos CEM I 42,5 R y CEM I 52,2 R. Estos suelen tener una dosificación de 400 y 500 kg/m3. En cuanto a lo segundo; deben provenir de machaqueo de rocas de gran fortaleza y no tener restos de impurezas y finos.

Poseer los Aditivos

Otro elemento que aporta gran resistencia son los aditivos superplastificantes, del que no pueden prescindir este tipo hormigones. Esto a su vez, no deben superar el 1,5% con respecto al peso que tenga el cemento seleccionado. La principal función de estos será conseguir la consistencia adecuada del hormigón, de acuerdo a la relación de agua y cemento que se utilice.

Los aditivos pueden ser de dos maneras:

Humo de Sílice

Este material proviene de la fabricación del silicio. La cantidad de humos de sílice que se usa en la elaboración de este tipo de hormigón es de 5%. Se caracteriza por ser de gran finura, y es por esto que al usarse se requiere más agua en el amasado. Esta es la razón de la aplicación y uso de superplastificantes para poder tener mejores condiciones de trabajo con la mezcla.

Cenizas Volantes

Estas se originan de la combustión del carbón pulverizado. Su constitución es esférica y tiene un diámetro 1 y 150 micras, con una superficie que mide unos 500 cm2/g.  Guarda unas diferencias con respecto al aditivo anterior, las cenizas volantes no dejan oscurecido al hormigón, siendo el utilizado en concretos blancos de alta resistencia.

Ventajas del hormigón de alta resistencia

·         Se caracterizan por ser ligeros, a diferencia de otros tipos de concreto.

·         Son Autocompactantes y son fáciles de adaptarse a la forma deseada.

·         Utilizan reforzados con fibras, como acero, vidrio, poliméricas que añaden propiedades diversas

·         Sirven de drenantes, su estructura permite la circulación de agua

Si de este material se trata existen varios tipos, y puedes saber Qué es el Vetrificado de Hormigón Pulido.

admin